Incontable podcast, episodio 1. Sentires sobre las elecciones presidenciales en Colombia 2022

Incontable podcast, episodio 1. Sentires sobre las elecciones presidenciales en Colombia 2022

Este es Incontable podcast, un espacio para conversar sobre lo que a nosotras se nos dé la gana. En este primer episodio, 4 amigues hablamos de cómo nos sentimos con los resultados electorales del pasado 29 de mayo, en los que Gustavo Petro y Francia Márquez del Pacto Histórico, y Rodolfo Hernández y Marlén Castillo del LIGA (Liga de Gobernantes Anticorrupción), se impusieron en las urnas y pasaron a la segunda vuelta. 

Un pensamiento sobre “Incontable podcast, episodio 1. Sentires sobre las elecciones presidenciales en Colombia 2022

  1. Olver dice:

    Nunca entendí el pesimismo y lo más jodido es que lo van contagiando. Nunca la ‘izquierda’ había pasado a segunda vuelta y ganando por más de dos millones y medio de votos. Nunca ha sido fácil pero nunca había sido tan posible. No saben tal vez lo hp que ha sido conseguir un voto en todas partes. En elecciones y en Colombia, las cosas no son tan asépticas y las enormes pretensiones de pureza de cierta gente de `izquierda`, no es más que una muestra de una gran vocación de perdedores electorales, pues en este campo solo se gana con votos y los asuntos programáticos y de idoneidad lamentablemente no son fundamentales.
    Sin embargo, valdría la pena recordar que el Estado y el gobierno fueron el camino de la transformación, ahora son los verdugos de la esperanza. Ah, y el cambio de gobierno tampoco significa cambiar la forma de gobernar. Debería de quedar claro que las posibilidades en la política se llaman solidaridades y en la epistemología se denominan conversaciones múltiples. Con hombres y mujeres seguiremos conversando para recordar el valor de la alegría y la rebeldía, la importancia de la gente común, del sentido común, de la experiencia social y de lo político que no se ve (como lo dijera Vilma Almendra), es decir de la `micropolítica doméstica´.

    Hay que subir el entusiasmo y las buenas energías. Ah, no ayuda mucho esa actitud en un momento dónde se puede herir o matar la emoción. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_MXSpanish